Saturday, May 30, 2009

Harold Foster y Milton Caniff 1940


“Si tú y ese otro jovencito pretencioso (¿cómo se llama? Alex Raymond) murierais o desaparecierais por cualquier motivo, yo me quedaría con todo el terreno para mí. Y por tanto sería el único en recibir la adulación de las multitudes como el mejor artista de historietas del negocio".

Caniff había llegado a conocer a Foster a través de la correspondencia que mantenían ambos y no le sorprendió la aparente ostentación de Foster. Sabía que era casi todo fachada, una parodia de auto-importancia. "Mucha gente pensaba que era un hijo de puta engreído", me dijo Caniff. "Tenía ese curiosa vanidad. Comprensiblemente, tenía un alto concepto de sí mismo: era tan condenadamente bueno. Creo que la gente lo consideraba irremediable y aburridamente creído. Pero no creo que fuera así. Creo que era un chiste privado. Decía aquella cosas sobre sí mismo... tan atrevidas que pensabas: Oh, mierda. Luego pensabas, tal vez se estaba quedando conmigo, tal vez me ha estado tomando el pelo. Creo que era tímido. Con frecuencia, una persona tímida tan famosa como él parece extravagante. Me caía bien. Admiraba su trabajo, pero también lo apreciaba personalmente".

Cuando Foster regresó a Topeka (tras el viaje a Nueva York donde tuvo lugar esta anécdota), le escribió a Caniff: "Nos ha encantado conoceros a ambos (Caniff y su esposa) y nos encantaría repetir la experiencia". Luego adoptó aquella vanidad extravagantemente afectada suya, inflándose primero y luego pinchando su propio globo:

Un extraño cambio se ha apoderado de mí desde que estuve en Nueva York: me temo que he vivido demasiado tiempo apartado en el desierto de Kansas y en los primitivos arrabales de esta ciudad pionera: me he vuelto ingenuo y mi tímida inocencia no podría soportar los halagos que recibí en Nueva York. Sé, naturalmente, que ninguna mente humana puede soportar los erosionantes caminos de la adulación, pero la mía estaba aún menos preparada de lo normal, y ahora me encuentro dándome a graves banalidades y untuosas obviedades de la manera más seria; siento tendencia a adoptar posturas y fruncir el ceño y dejarme llevar por una ira incontrolable si se dirigen a mí como Hal sin el epíteto "El Grande". Esta recién hallada consciencia de mi propia importancia tiene su parte inconveniente: no he visto mis zapatos desde hace dos semanas, y "la que me ha dado los mejores años de su vida" tiene que estirar ambas manos y agarrar mi nariz, que toca el techo, y tirar de ella hacia abajo para que pueda alimentarme.

(de Meanwhile, Milton Caniff, a biography, de Robert C. Harvey)

Fuente:http://crisei.blogalia.com/historias/52937

7 comments:

Gedece said...

Dioses, que gigantes del comic, buenas anécdotas.

Fraga said...

fantastica y enriquecedora anecdota, Fer, precisamente estoy leyendo a will esiner con sus entrevistas-charlas con otros monstruos del comic.
Y a que tamaño dibujaban estos grossos sus paginas de historieta, al 200 por ciento?

Fernando Sosa said...

GDC:copado no?dos grandes sin dudas
Fraga:Por lo que se lee tenian un ego de la gran flauta,deben haber dibujado al 200% sin duda :)
Saludos amigos.

rocker said...

Mal Foster.
Los verdaderamente grandes somos modestos. Y a mí a humilde no me gana nadie.

Hablando en serio, si antes el Maestro Hal Foster me gustaba, ahora, después de ver cómo basureó a Caniff (un tipo al que aprendí a detestar cuando ví la entrevista que tuvo con John Lennon cuando éste último hacía una de sus manifestaciones contra la guerra de Vietnam) me cae todavía mejor.

Eso sí, Don Foster, no se meta con el Maestro Raymond, que ése sí está a su altura.

Salu2,
ROCKER

Fernando Sosa said...

Hola Rocker,coincido Foster era una bestia, un gigante del comic.Ahora una salvedad,el de aquel episodio con Lennon no fue Caniff sino Al Capp creador de Lil Abnaer.
me alegro que te haya gustado el informe,no es mio,pero estaba interesante para leer.
Saludos

Fer!

PD:Raymond era un capo tambien

rocker said...

Al Capp? O sea que el tipo que se burlaba del "american way of life" se ofendió porque alguien lo criticaba seriamente? Eso es mucho peor que ser un facho, es ser un facho disfrazado de "progre"! Fer, acabás de contribuir a la caída de otro ídolo.
Tal vez mi confusión se haya debido a mi antipatía previa hacia Caniff, fundamentalmente debida al panfleto pro-yankee de Steve Canyon, excelente desde el punto de vista narrativo y visual, pero panfleto al fin. Todavía me da urticaria la comparación que hizo en uno de sus episodios entre el ejército norteamericano invadiendo Corea y los bomberos apagando un incendio. Símil utilizado más tarde por otros militares más cercanos, y por ende más siniestros, para justificar sus barbaridades.

Salu2,
ROCKER

Fernando Sosa said...

Dicen que el que creo Annie la huerfanita,era mil veces mas asqueroso y facho,y de algun modo estos tipos se conocian y tenian una amistad,de algun modo se explica asi.